jueves, 4 de julio de 2013

CÓMO HACER UN ALFOMBRA CON CORCHOS RECICLADOS


Los corchos de las botellas de vino puede servirnos como material para muchas manualidades. Entre las que podemos hacer con ellos, está esta alfombra de baño, realizada con 150 corchos  reciclados. Además de que corchos, hay en todas las casas y la mayoría de ellas siempre terminan en la basura. Entonces, qué tal guardarlos y utilizarlos para hacer una alfombra ideal para el baño, antideslizante y resistente a la humedad además de que su efecto es realmente estético y muy natural.

Materiales:
- Corchos (alrededor de 100 a 150 unidades, también depende del tamaño deseado)
- Cuchillo
- Pegamento de silicona
- Alfombra de plástico (la usaremos de plataforma donde iremos pegando los corchos)

Procedimientos:
Lo primero y lo más largo es recolectar alrededor de 100 a 150 corchos. Cuando ya los hayamos conseguido los tenemos que lavar muy bien antes de utilizarlos para sacar las posibles manchas y el olor a vino que haya quedado. Cortamos los corchos por la mitad sobre una tabla, utilizando un cuchillo o un cutter y con cuidado de no cortarse. Si alguna pieza te quedase muy irregular, para no tirarla la puedes lijar.


Ahora pondremos la alfombra de plástico, que será nuestra plataforma, en una superficie plana, e iremos pegando los corchos en el margen de ésta, con la ayuda de una regla para procurar que el rectángulo sea lo más recto posible.


Cuando ya tengamos hecho el marco de la alfombra, ahora solo falta rellenarlo por dentro, acabas pegando todos los corchos juntos, sin dejar espacios entre medio, y listo!

Así que no olvides guardar los corchos para poder reutilizarlos después en algún proyecto de bricolaje casero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada